Fa-Fa-Fa-Fa-Fa
Por Richard Solano
Fa fa fa fa fa fa fai ke ten!
El rey del soul, Otis Redding, nunca imaginó que el simple que editó en octubre de 1966 inspiraría a dos secuelas que luego lo duplicarían en fama y sobretodo en dinero.

Diez años más tarde de su muerte, el genio del escocés newyorkino David Byrne, líder de los Talking Heads, lo rediseñó y utilizó como estribillo de Psycho Killer, su canción más importante y una de las más trascendentes de la historia del Pop Rock.

Y veinte años todavía más tarde, en la ciudad de Azul, este latiguillo se convierte en el mantra de un grupo de amigos que, de patear cascotes en las calles de su barrio, revolucionan la FM local experimentando con el medio que reúne todo lo que los apasiona: La Radio, el teatro de la mente.
El vehículo que incluye todo lo que ellos aman: la música, las texturas de las palabras, el diseño del sonido, la sorpresa, la imaginación, las limitaciones saludables (esas que invitan a la originalidad), el feedback de la gente, la libertad absoluta y el desprejuicio.

Sin acceso al sonido de las radios de Buenos Aires, a las que luego conquistarían con varios Top Ten, se vinculan a ellas a través de las revistas. Las escuchan por medio de la lectura. Así imaginan una radio finalmente propia, distinta a la realidad. Un experimento intuitivo, glorioso.

Cada tanto un cassette llegaba de Buenos Aires traído por un comisionista y grata sorpresa! eso que brotaba de aquellos 60 minutos grabados en un TDK, 30 de cada lado, tenía el mismo ADN de lo que estos chicos de Azul estaban ensayando.

La improvisación y la técnica, ese matrimonio perfecto que endiosan los músicos de jazz, es el signo de Faiketen. Mucho background, conocimiento profundo de los instrumentos y permiso a la espontaneidad para crear imágenes del sonido.
Los Faiketen son como directores de cine, pero en la radio.

Faiketen ama lo que hace. Y se nota. Un marketinero diría es un laboratorio de ideas.
Yo lo definiría como un taller del renacimiento pero con herramientas electrónicas.

Faiketen es un estudio de edición y post producción de audio, también generan contenidos, hacen música y son productora.

Fa fa fa fa fa fa fai ke ten!

Los faiketen trabajaron y trabajan en varios medios reconocidos y eso les encanta, pero crearon esta usina interpretando que era necesaria la existencia de una productora que no sólo garantice calidad de audio sino también creatividad en lo que se escucha.

Por eso varias radios, canales, productoras, compañías y músicos, hoy confían en el Faiketen way of life.

Volviendo a citar los manuales de los marketineros, los Fa Fa Fa Faiketen no mencionan la palabra “excelencia” pero la ejercen.

Para que todo su material, que también es el material de quienes los contratan, se escuche perfecto. Bien editado, con concepto, a tiempo, en forma y a veces con ojeras por no dormir. De hecho, yo no he visto nunca imágenes de ellos sin ojeras.